Violetas y sus enfermedades

violetas y sus enfermedades

Las violetas silvestres cultivadas son poco proclives a enfermedades o plagas pero es conveniente garantizarles abonos equilibrados, sin exceso de nitrógeno y evitar encharcamientos de agua en el suelo y humedad excesiva en el aire

Los parásitos que atacan a estas violetas son:

Los afidios pequeños pulgones de color verde pardo que pueden combatirse con insecticidas específicos y mediante lucha biológica

Los ácaros insectos de menos de 1mm que producen telas de araña bajo las hojas y provocan con sus picaduras y succiones amarilleo y malformaciones foliares. Para eliminarlos se necesitan acaricidas específicos.

Pequeñas larvas que excavan minúsculas galerías en las hojas dañando estéticamente las plantas. Se pueden eliminar con insecticida de acción tras laminar que penetran en profundidad en los tejidos vegetales de las laminas foliares.

Violetas y sus enfermedades

Las enfermedades fúngicas pueden manifestarse a través de :

Manchas en las hojas debidas al Peronospora violae, pyllosticta violae, cercospora violae, colletotrichum violae tricolor y gloesporium violae.

Roya unas pustulas oscuras sobre las hojas causadas por el puccinea violae.

Mal blanco, unas manchas blanquecinas sobre toda la planta causada por la alternaría spp.

Carbón un polvo oscuro sobre toda la planta provocado por el Urocystis spp.

El tratamiento incluye el uso de fungicidas de amplio espectro, de cobrey oxidocloruros y de azufre. Para asegurarse de que los productos no causen fitotoxicidad sobre la vegetación se prueban en un número limitado de plantas antes de proceder al tratamiento según la dosis y la forma indicada en la etiqueta.

Los compuestos a base de azufre deben suministrarse en las horas más frescas del día para evitar quemaduras en las hojas.

El único virus que ataca a las violetas silvestres cultivadas es el virus de las manchas foliar, también conocida como VMV que debilita de forma considerable la planta y perjudica su vegetación

No existe cura y la única solución es sustituir por completo el cultivo y cambiar el suelo.

 

 

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply